camino

Día del Espectador

Ya está aquí! Lo prometido es deuda… Estrenamos el DÍA DEL ESPECTADOR!!

Queremos agradecer a todos los que nos habéis enviado textos con una pequeña “parte” de vosotros, nos emociona mucho que compartáis algo tan íntimo con nosotras! Están bien guardados y pueden salir en cualquier momento, habrá más días del espectador, así que no dejéis de enviarnos vuestros pensamientos-sentimientos-reflexiones-consultas-idasdeolla-loquemasrabiaosde: entradagotada@gmail.com 

Laura nos envió un texto lleno de emoción y sentimiento que escribió a su pareja para dedicárselo el día de su boda. Muchas veces no nos salen las palabras y necesitamos plasmar por escrito todo eso que nos pasa por la cabeza y el corazón. Unas veces surgen ideas, borradores…Y otras, declaraciones como ésta.

dde

No sé de qué manera sucedió, pero entraste en mi vida y la cambiaste de repente. Me miraste, te miré y empezó todo. Invadiste todos mis sentidos, entraste cuando creí que la vida de mí se olvidaba. Cuando pensé que no existían los cuentos de hadas, cuando todo mi mundo se derrumbaba y mis gritos se convirtieron en silencios.

Entonces, sucedió. Entraste sin llamar a la puerta, en la ocasión más inesperada. Mi corazón recordó qué era latir y empecé a creer. A creer que la vida de mí no se olvidaba, simplemente empezó el día que te conocí.

Aprendí que se puede llorar de felicidad, que se puede viajar a lugares hermosos sin levantarse siquiera de la cama. Supe que el destino lo escribimos nosotros en el espejo de nuestro baño, que un abrazo te hace sentir segura, que si me das la mano yo me levanto. Que el cariño hay que cuidarlo, que las miradas hablan sin mediar palabra, que las palabras a veces sobran, porque hablan los silencios. Que escucharte hace comprender, que conocer se consigue con tiempo y que el tiempo es cómplice de lo nuestro.

Te doy las gracias a ti, por enseñarme a sonreír de nuevo. Gracias por colorear mi vida llena de grises. Gracias por asustar mis miedos y callar mi tristeza. Gracias por mantener mi corazón en forma.

Amor, hoy empezamos una nueva etapa juntos, es un placer ser tu compañera de viaje. Nos tomamos de la mano para emprender un largo camino. No sé dónde nos conducirá, lo único que sé es que estaré bien porque tú estarás a mi lado. Cada vez que miro tus ojos te imagino en mi futuro, soy tan feliz…Tengo mil razones para darte las gracias y algunas otras para disculparme por si alguna vez te fallé y si aún te fallo.

Para que no te olvides de lo que para mí ya es inolvidable, quiero que sepas que te prometo lo que nunca prometí a nadie, te prometo toda una vida para construirla juntos, ahora y siempre, Laura.

Laura R.M.

Anuncios

La ciudad.

back

Hace frío, pero por lo menos no llueve. Caminamos a paso ligero fijándonos en todo lo que nos rodea, sin perder detalle. Hablando como cotorras como de costumbre y con nuestros repentinos ataques de risa paseamos las calles. Ya me he olvidado del frío, y de ti…casi.

Paramos a repostar, necesitamos un café, demasiadas horas en pie, falta de horas de sueño pero no de conversación. Hablamos de lo que hemos visto, lo que nos queda por ver, intentamos arreglar el mundo, y sí…hablamos de ti.

Porque desde que aterricé tengo este nudo en el estómago. Porque sé que respiramos el mismo aire, aunque como siempre, tan cerca pero tan lejos. Porque ya te he confundido con un par de espaldas. Porque no puedo pasar por una calle mítica de la ciudad sin pensar que tu la recorres casi a diario, o que seguramente habrás paseado por ese parque.

walk

Porque se me para el corazón si pienso en encontrarte así de repente, sin aviso.

Ellas me preguntan qué pasaría si te viera, y como siempre, me hago la dura quitándole importancia y perdiendo aliento.

Pero…¿Qué pasaría? No lo sé, nunca sé lo que va a pasar contigo. Tal vez desilusión, tal vez indiferencia, tal vez esas ganas de lanzarme a tu boca…Tal vez lo de siempre. Esa mezcla de tristeza y euforia, de querer saber e ignorar al mismo tiempo, de valentía al querer ver esa temida realidad y terror por descubrirla, porque verte con alguien sería el peor jet lag que se pueda tener.

Me quedo con que por un par de días nos despeinó el mismo viento, sentimos el mismo frío y nos cegó el mismo sol.

Me quedo con que por una vez coincidimos en algo.

T.

“Out of breath, I am left hoping someday I’ll breathe again”