Comedia

Descifrando Vol. 2 – Hablamos!

Me encanta cuando os cuento algo y descubro que no soy la única a la que le ha pasado y que es más común de lo que pensaba. Aiiis me siento comprendida, no estoy sola… Cuando queráis montamos un club 😀 Hay un caso que cada vez me indigna menos y me hace más gracia, será el paso de los años que me hace inmune porque esto no es una moda como los pantalones remangados, no no…Dura generaciones. Seguramente os pasó alguna vez eso de que estando con algún lío, rollo, roce amistoso, intento de algo, pérdida de tiempo, lo que sea… Se ha despedido de vosotros con un: HABLAMOS! Y acto seguido se lo tragó la tierra.

be

¿Por qué? ¿Por qué si sabes que no me vas a hablar en mucho o ningún tiempo te despides así? Es como un tic, un tengo que decir algo porque hasta luego o chao queda demasiado formal y yo soy tan majo… No me convence. Si tu hablamos no se corresponde con la definición de la Real Academia, si no es comunicación o contacto pronto, ahorra saliva, en serio. Hay muchísimos ejemplos dependiendo de la bipolaridad de cada cual, lo que servidora ha sufrido en sus propias carnes (o pantallas). Algunos hasta me sacan una sonrisa al recordarlos, aunque en el momento a veces me daban pena, otras algo de vergüenza ajena y muchas me desquiciaban, pero admito que no me aburría. Cuando se cumple ese hablamos, mucho tiempo después de haberlo pronunciado, pero mucho eh. Cuando casi ni te acuerdas de esa persona, cuando ya no cotilleas su instagram, cuando dejaste de maldecir o pensar el dichoso “qué hice mal”, cuando entiendes que nunca entenderás lo que pasó…Ahí llega el despertar del coma.

Ya no tiene pareja.  Eiii!! Qué es de tu vida?¡ Qué tal todo? Mmm bueno…Lo sabrías si estuviéramos en contacto, aunque fuera de vez en cuando. Yo, en cambio, soy medio vidente y puedo predecir que estás soltero, sí, lo sé…Puedes llamarme Aramis a partir de ahora.

Quiere algo. Un favor, enchufe, medio de transporte, sacar provecho vamos… Normalmente te habla unos días antes para intentar disimular que lo suyo es interés puro y duro, un mero trámite. Disimula tu enorme jeta y si lo consigues…Hablamos!

Hay necesidad. Quiere tema que te quema o como se dice en Galicia “está quente” jaja. Aquí depende… Puede que te hable días antes con un buenrollismo que hasta te lo imaginas con nuevo look rollo melena, gafas redondas y un colgante con el símbolo de la paz. O puede que te hable a las diez de la noche tirado en el sofá y con mucho calor, aquí no soy Aramis, es que desde el primer momento lo deja claro. De cualquier forma todo serán halagos, cariños y piropos. Peloteo puro y duro y a veces confusión, porque se piensa que eres tan idiota como para no darte cuenta.

De fiesta. En algún bar, discoteca, concierto…De repente ahí está, parado frente a ti. Empiezas a pensar que te pasaste con las cañas y ya estás teniendo alucinaciones pero nada de eso, se mueve, emite sonidos y te toca! Es todo felicidad, cariño y sobeteo y está super asombrado de verte allí, porque las otras veces que lo viste estaba despistado y no escondía la cabeza cual avestruz, tu siempre tan malpensada…

Me encantaría deciros como reconocer a este tipo de personajes, pero si lo supiera ya estaría escribiendo mi cuarto libro. Por suerte se les ve el plumero rápido. Si de repente recibes pasotismo cuando antes todo era interés, ahí lo tienes, bueno lo tenías, volverá cuando no lo esperes. No empieces a pensar que tuvo un accidente, que se dio un golpe en la cabeza y perdió la memoria o que fue abducido por un ovni.

En caso de aburrimiento nunca está de más entretenerse, pero de lo contrario, no pierdas tu valioso tiempo con este tipo de recaídas.

Porque tú siempre estarás dando nuevas oportunidades y ellos…Siempre serán ellos.

diamil

– Hablamos!

– No lo creo.

😉

R.

Etiquetas.

npe

Pecas, pelo encrespado, cadera pronunciada, pies grandes, lunares, cintura ancha, culo carpeta, mucho pecho, estrías, orejas de soplillo, cejas anchas, ojos saltones, despigmentación, palidez, pelo fino, michelines, celulitis, dientes grandes, nariz ancha, mucho vello, piernas cortas, pecho tabla, culazo…

Bingo!! O línea!! Algo me ha tocado…Tengo varias de esta lista.

Todos sabemos que la perfección no existe (por suerte) pero hay personas que siguen buscándola, un ole por su constancia. Pero, en serio, imaginaros que existiera, sería un coñazo! Todos iguales y simétricos. Quita, quita…Que aburrimiento.

Hoy en día nos venden lo de aceptar nuestros defectos, quiérete tal y como eres, el físico no lo es todo, acéptate… Y está muy bien comparto la idea, pero, ¿es cosa mía o da la impresión de que están transmitiendo todo lo contrario? Si a continuación de esa “subida de moral” me dicen que hay un nuevo término con el que se denomina a las “chicas como  yo”. Ibas bien, en serio, pero ya la has cagado.

Ahí está el problema, las p**** dichosas etiquetas. Los hay que se aburren mucho y no paran de inventarse nuevos términos, alguien que no conoce la existencia de los post-it para etiquetarse de pies a cabeza.

Una chica con curvas no es una chica normal, es curvy. Un chico con barba y gafas de pasta es un hipster, pero si lo pillas con camisa de cuadros y encima tiene el pelo largo ya es un lumbersexual, preparado para ir a cortar un árbol al bosque cuando lo desees. ¿Alguien da más? Corten el rollo!

Esa manía de etiquetar y clasificar todo, incluso las características de una persona, tenemos el nombre de adorno…Todos tenemos nuestras cosas. Algunos lo verán como defectos, otros como una cualidad que les hace diferentes. Hay aspectos que podemos mejorar si queremos pero otros no. Ya sé que todos tenemos complejos, pero hay que aprender a vivir con ellos e intentar aceptarlos si no queremos estar eternamente enfadados con nosotros mismos.

Tienes que ser lo que TU quieras ser, porque lo crees y te sientes bien con ello. Nunca, NUNCA, hagas algo porque los demás quieren. Si quieres cambiar por tus amigos, mándalos a paseo. Si quieres cambiar por tu pareja, déjala. Y pensarás: menuda solución, me quedo solo…Pues tal vez, pero teniendo a personas a tu lado que no te valoran tampoco te estás perdiendo mucho…

wh

Me parece una lástima que ciertos comentarios u opiniones de personas sean granadas derribando autoestimas. Que aumenten complejos y creen inseguridades. Esas personas que necesitan juzgar a los demás porque por lo visto con lo suyo no tienen suficiente.

Cada uno tiene algo que ofrecer, y eso, es lo que hay que cuidar, explotar y mantener, porque eso es lo que nos hace diferentes y valiosos. Conserva tus peculiaridades, rarezas, defectos y gustos, porque son tu esencia. Piensa en si lo que haces, la vida que llevas y tu entorno te hace feliz, y si no es así, cámbialo, pero repito, por ti.

La belleza depende de los ojos del que mira. Si hay ciegos que no quieren ver, allá ellos!

Ya hay demasiadas cosas por las que sufrir y preocuparse, no permitas que nadie te haga sentir mal por la ropa que llevas, el color de pelo o la talla que usas. Aunque intenten disimularlo, la mayoría de los que se creen con derecho a dar consejos de vida, son los más infelices y tienen que darnos el coñazo para distraerse. Así que, va por ellos también, que se apliquen el cuento.

Por si las fly aclaro, esto va para vosotras y para vosotros. Sé que es un tema complicado que tiene mucho carrete pero creo que se entiende el concepto ¿no?

Intenta ser feliz con lo que eres y tienes, la vida pasa muy rápido para malgastar el tiempo coleccionando etiquetas 😉

R.