Etiquetas.

npe

Pecas, pelo encrespado, cadera pronunciada, pies grandes, lunares, cintura ancha, culo carpeta, mucho pecho, estrías, orejas de soplillo, cejas anchas, ojos saltones, despigmentación, palidez, pelo fino, michelines, celulitis, dientes grandes, nariz ancha, mucho vello, piernas cortas, pecho tabla, culazo…

Bingo!! O línea!! Algo me ha tocado…Tengo varias de esta lista.

Todos sabemos que la perfección no existe (por suerte) pero hay personas que siguen buscándola, un ole por su constancia. Pero, en serio, imaginaros que existiera, sería un coñazo! Todos iguales y simétricos. Quita, quita…Que aburrimiento.

Hoy en día nos venden lo de aceptar nuestros defectos, quiérete tal y como eres, el físico no lo es todo, acéptate… Y está muy bien comparto la idea, pero, ¿es cosa mía o da la impresión de que están transmitiendo todo lo contrario? Si a continuación de esa “subida de moral” me dicen que hay un nuevo término con el que se denomina a las “chicas como  yo”. Ibas bien, en serio, pero ya la has cagado.

Ahí está el problema, las p**** dichosas etiquetas. Los hay que se aburren mucho y no paran de inventarse nuevos términos, alguien que no conoce la existencia de los post-it para etiquetarse de pies a cabeza.

Una chica con curvas no es una chica normal, es curvy. Un chico con barba y gafas de pasta es un hipster, pero si lo pillas con camisa de cuadros y encima tiene el pelo largo ya es un lumbersexual, preparado para ir a cortar un árbol al bosque cuando lo desees. ¿Alguien da más? Corten el rollo!

Esa manía de etiquetar y clasificar todo, incluso las características de una persona, tenemos el nombre de adorno…Todos tenemos nuestras cosas. Algunos lo verán como defectos, otros como una cualidad que les hace diferentes. Hay aspectos que podemos mejorar si queremos pero otros no. Ya sé que todos tenemos complejos, pero hay que aprender a vivir con ellos e intentar aceptarlos si no queremos estar eternamente enfadados con nosotros mismos.

Tienes que ser lo que TU quieras ser, porque lo crees y te sientes bien con ello. Nunca, NUNCA, hagas algo porque los demás quieren. Si quieres cambiar por tus amigos, mándalos a paseo. Si quieres cambiar por tu pareja, déjala. Y pensarás: menuda solución, me quedo solo…Pues tal vez, pero teniendo a personas a tu lado que no te valoran tampoco te estás perdiendo mucho…

wh

Me parece una lástima que ciertos comentarios u opiniones de personas sean granadas derribando autoestimas. Que aumenten complejos y creen inseguridades. Esas personas que necesitan juzgar a los demás porque por lo visto con lo suyo no tienen suficiente.

Cada uno tiene algo que ofrecer, y eso, es lo que hay que cuidar, explotar y mantener, porque eso es lo que nos hace diferentes y valiosos. Conserva tus peculiaridades, rarezas, defectos y gustos, porque son tu esencia. Piensa en si lo que haces, la vida que llevas y tu entorno te hace feliz, y si no es así, cámbialo, pero repito, por ti.

La belleza depende de los ojos del que mira. Si hay ciegos que no quieren ver, allá ellos!

Ya hay demasiadas cosas por las que sufrir y preocuparse, no permitas que nadie te haga sentir mal por la ropa que llevas, el color de pelo o la talla que usas. Aunque intenten disimularlo, la mayoría de los que se creen con derecho a dar consejos de vida, son los más infelices y tienen que darnos el coñazo para distraerse. Así que, va por ellos también, que se apliquen el cuento.

Por si las fly aclaro, esto va para vosotras y para vosotros. Sé que es un tema complicado que tiene mucho carrete pero creo que se entiende el concepto ¿no?

Intenta ser feliz con lo que eres y tienes, la vida pasa muy rápido para malgastar el tiempo coleccionando etiquetas 😉

R.

Anuncios

12 comments

  1. 100% de acuerdo con tus palabras y justo el video que has escogido viene muy a cuento con la doble moral respecto al tema, Beyonce, abanderada de las curvas y del acéptate que hace photoshop y se “recorta” centímetros en su cuenta de instagram… Yo reivindico la coerencia, que si dices que estás orgullosa de tus curvas lo estés de verdad.
    El otro día justo lo hablaba con un amigo que me decía que a mí se me veía muy segura de mi misma y yo le dije: “no te equivoques, no me gusta mi cuerpo, pero hace tiempo que dejó de preocuparme el hecho de ser la tía más buenorra de la habitación, me alaga más que alguien me desee por mi “mente” que por mi cuerpo”.
    Genial texto! y perdona por la chapa… 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. jajaja de perdón nada, encantada de leerte!
      Tienes mucha razón, hay tantas personas que venden su “seguridad” y en el fondo llegar a alcanzarla es lo que más les atormenta.
      Muchas gracias por la chapa 😉
      Un abrazo!

      Me gusta

  2. No sé si pecaré de arrogancia o prepotencia, pero este blog me llamó especialmente la atención en un principio por sus contenidos tan distintos de los demás; te llegaban hondo sin darte cuenta siquiera. Ahora lo que veo es una adaptación de textos a las nuevas modas… y me parece cuanto menos irónico, dado el argumento del último post.

    Pero bueno, puede que sean cosas mías.

    Me gusta

    1. Es tu opinión y es totalmente respetable. Está claro que no todos nuestros post gustan a todo el mundo, si no algo estaría fallando. Seguimos escribiendo de la misma forma, desde el sentimiento, pero cada tema a cada persona le llega de una manera.
      Gracias por pasarte y dejarnos tu impresión.
      Un saludo!

      Me gusta

Cuéntanos que piensas! Deja un comentario : )

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s