Mes: marzo 2015

Mil Vueltas.

noria

Cuántas veces habré jurado que estaba mejor sin ti, que no necesitaba tus migajas de afecto, que eras el peor, que vendría uno para quedarse y te daría mil vueltas…Pues aquí sigo, y la que da mil vueltas soy yo.

Y aun siendo limosna, lo que tu me dabas no me lo han dado, ni lo han intentado. Interés fingido, conversaciones vacías, sonrisas forzadas y actuaciones varias. Y como actor te prefiero a ti, que más o menos ya controlaba tu guión.

Y no te justifico, lo hacen ellos.

Los que no consiguen hacerme reír a carcajadas, los que no consiguen que pierda la noción del tiempo, los que no consiguen erizarme la piel, los que no consiguen ponerme nerviosa pero sí de los nervios.

Que sí…Que es lo de siempre, sí contigo no sin ti.

Pero que no lo tienen tan difícil, no eres insuperable…Tan sólo un poco imprescindible. Y ellos me llevan la contraria diciendo que nadie lo es y desaprovechando la ocasión para demostrarlo.

Y no te culpo a ti, les culpo a ellos. Porque si hubieran querido ahora mismo serías un leve recuerdo y no un pasado presente.

Y me culpo a mí misma. Porque te quiero de vuelta aunque no lo reconozca, porque has conseguido que mi coherencia esté en continua contradicción. Porque siempre vuelvo a las andadas.

Ahora es cuando mi vena masoca se está frotando las manos, porque volvió a hacer de las suyas y consiguió su propósito.

Porque echarte de menos ya es un hábito y echarte de más una necesidad. Y ya sé que apenas me recuerdas y tengo muy claro que no vas a volver. Nadie se sabe la lección mejor que yo, no hace falta que me la recuerden.

Por mucho que se empeñen nunca dejarás de ser mi inquilino, por cierto, aquí todo sigue como estaba, por si algún día te apetece pasarte. Me gustaría decirte por cuanto tiempo, ojalá lo supiera…Aunque de una u otra forma para ti siempre habrá alojamiento.

Así que nada…Que aquí sigo, y la que da mil vueltas soy yo.

T.

QUIEN QUIERE, PUEDE.

Mira que yo no soy de dichos-refranes-citas-comoselesquierallamar y creo que muchas son chorradas, como “quien bien te quiere te hará llorar” o “uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, pamplinas… Pero hay una que sí me gusta, porque su veracidad está demostrada científicamente (o casi).

“QUERER ES PODER”, verdad verdadera de la buena.

Quien quiere algo lo puede hacer, o por lo menos dejar claro que su intención es hacerlo, que oye…En estas épocas ya es todo un récord.

Me refiero a todos los aspectos de la vida, peeeeero sabéis que me va el rollito sentimental, es lo que más chicha tiene que queréis que le haga…

john

Huid de toda persona que os dé largas, que no muestre interés y no se esfuerce. Vale que todos tenemos cosas que hacer, estudios, trabajo, rascarnos la barriga de vez en cuando…Pero cuando hay ganas, nervios, ese no sé qué que qué sé yo… Cuando de verdad te nace ver a “esa persona” o estar con ella, haces lo que sea para conseguirlo y lo mejor de todo es que no lo ves como un sacrificio, es más, lo necesitas, es vida.

No hay excusa de km, quién no se haya cogido un tren o coche para volverse en un par de horas no sabe lo que es bueno.

Tampoco la hora es una excusa, que hay que verse tarde…Por suerte Edison inventó la bombilla 😉

La lluvia o el tiempo (me pone de los nervios), es que si llueve pfff salir de casa… Igual encoges.

El cansancio…A mi sí que me cansa esa excusa, venga hasta luego.

Interés, lo básico, nivel 1 (y atracción of course). Después ya vienen los sentimientos, amor y todas esas cosas taaaan bonitas.

Esos detalles que nos sacan una sonrisa, un abrazo, una lágrima o ganas de estrujar-comer a esa persona…Detalles sin aviso y sin haberlos pedido, dato MUY importante.

Lo mejor de todo es que las personas que recurren a esas excusas, porque la mayoría de las veces lo son, se piensan que nos la creemos….Pobres ilusos. No te lo creas si tienes la sensación de que te están dando largas, porque entonces no te equivocas.

Repito, hay ocasiones en las que es verdad y las obligaciones nos llaman peeeero, como dice Woody Allen:

“Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas”

deeb7c9f1563b8ad9bbdb26592ee81a8

Así que, dejad de darle vueltas al coco, porque es complicarse, fácil y sencillo…

Si puede, es que quiere. Y si quiere, va a poder porque si no…Es que nunca ha querido.

R.